FEMINISMO Y PERSPECTIVA DE GÉNERO EN LOS ESPACIOS DE OCIO INFANTIL Y JUVENIL

Por Alma Capa Cea, graduada en Filosofía, estudiante de Antropología Social y profesional del sector del ocio y el tiempo libre

Los espacios de ocio infantil y juvenil poseen un gran potencial educativo, y en ellos, además, se reproducen las dinámicas relacionales de la sociedad general. Los mandatos de género y el patriarcado están en todas partes, y por eso debemos combatirlos desde todos los frentes, incluido este. Con demasiada frecuencia se olvida que los valores no pueden ser enseñados del mismo modo que se enseñan los contenidos disciplinares. Es por eso que valores tan importantes como el feminismo y la igualdad deben ser transmitidos “de otro modo”, de un modo lúdico y vivencial, y con un enfoque multidimensional.

Mediante las actividades deportivas, de convivencia, creativas, el juego, el baile o el teatro podemos explorar diferentes maneras de transmitir valores, de crear pensamiento crítico, actitudes y hábitos cívicos. Es por eso que las personas como yo, que nos dedicamos de manera profesional al trabajo con menores en un ámbito educativo no formal, tenemos una gran responsabilidad de la que debemos hacernos cargo. La perspectiva de género nos permitirá identificar y analizar las situaciones de desigualdad que el sistema binario de género produce en el desarrollo de la vida de las personas; la perspectiva feminista nos dará la oportunidad de poder paliar estas desigualdades y diseñar estrategias de acción comprometidas con la igualdad, tanto en nuestra labor educativa como en nuestra experiencia laboral dentro de equipos de trabajo que requieren de grandes dosis de comunicación, sensibilidad y coordinación.

 

Una educación no formal comprometida con la igualdad

Existe una relación entre la experiencia lúdica que se vive durante la infancia y nuestra posterior realidad adulta, y esto es algo de lo que fácilmente nos daremos cuenta si echamos la vista atrás y analizamos nuestros recuerdos. Muchas veces veremos cómo niñxs y adolescentes rechazan participar en determinadas actividades o juegos que implican salir de algunos encorsetados mandatos de género tan presentes en su socialización. También veremos cómo en su juego libre o diversiones espontáneas reproducen y simbolizan realidades de exclusión y desigualdad, y utilizan estas cuestiones para atacarse.

Por todo esto, el ambiente lúdico que nos ofrecen las actividades de ocio y tiempo libre representa una buena oportunidad para desarrollar aprendizajes concretos y sensibilizar sobre realidades que están presentes en nuestras vidas y son importantes: explorando nuevas formas de transmitir y afianzar valores, poniendo en valor la educación emocional y analizando las vivencias a través del cuerpo y la posición social desde donde se experimentan. Nos aportan, en definitiva, una gran oportunidad educativa para la prevención de la violencia y la desigualdad. Dinamizando y creando actividades de ocio y tiempo libre tenemos una gran capacidad de intervención educativa y de sensibilización, pues estas actividades son un espacio distendido en el que convivimos, nos divertimos, aprendemos y donde nuestro acompañamiento hacia lxs menores es más que una mera presencia: es educación en valores.

Esta conciencia y responsabilidad educativa debemos aplicarla hacia dentro y hacia fuera: cuando trabajamos con niñxs y jóvenes somos modelos y ejemplos, por lo que debemos reeducarnos y reconstruirnos como profesionales desde una perspectiva de género y feminista para poder transmitir estos valores a las nuevas generaciones. Nuestro objetivo ha de ser que aprendan a relacionarse y divertirse en igualdad.

 

Alma Capa, la autora de este artículo, es además la docente del curso online "Perspectiva de género para profesionales del ocio, el tiempo libre y la educación no formal": https://perifericas.es/products/curso-online-perspectiva-de-genero-para-profesionales-del-ocio-el-tiempo-libre-y-la-educacion-no-formal

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados