"NECESITAMOS PODER HABLAR DESDE EL PLACER, LA DIVERSIDAD DE PRÁCTICAS Y LAS ORIENTACIONES DEL DESEO": ENTREVISTA A MANDRÀGORES

Por Molly Erin, estudiante de Psicología en la Universitat de Barcelona, actualmente especializándose en cuestiones de género, con especial atención a la salud menstrual y la sexología 

Mandràgores es un proyecto creado en 2016. Nació a raíz del trabajo de fin de máster de Laura, una de sus dos fundadoras, que consistió en diseñar y realizar un taller de autoconocimiento y de sexualidad con las mujeres de su barrio. El taller tuvo muy buena recepción, por lo que Carlota y ella plantearon un proyecto basado -al principio- en talleres de autoconocimiento del cuerpo y de la sexualidad para mujeres, que desde entonces ha ido creciendo, hasta ofrecer también talleres mixtos en institutos y en escuelas, talleres para educadoras y familias, un juego de cartas erótico y hasta un libro. Sobre este proyecto y sobre sexualidades empoderadoras hablamos con ellas.

 

¿A qué necesidades responde el proyecto de Mandràgores?

Carlota: Detectamos en nosotras mismas y en nuestros círculos la necesidad de generar un espacio - aparte de los colectivos de mujeres - donde se pudiera hablar de nuestra sexualidad, desde un lugar que no fuera el tabú y la invisibilización, y también compartir experiencias, violencias…En definitiva, se trataba de poder reconocernos las unas a las otras. A partir de aquí el proyecto ha ido evolucionando hacia la intervención educativa - hay un vacío de educación sexual y afectiva en general, y no es que nosotras llenemos este vacío ni mucho menos (para llenarlo necesitaríamos una educación sexoafectiva integral muy distinta a la que hay ahora), pero intentamos contribuir a comenzar a proporcionar una educación sexual que no se dé desde el miedo y el riesgo, desde las infecciones, desde la reproducción…sino que hable mucho más de placer, de diversidad de prácticas y orientaciones del deseo. A través de ir haciendo intervenciones en institutos - en que estábamos dos horas con elles pero después nos íbamos - pensamos que era también necesario trabajar con las docentes que están todos los días con los y las jóvenes. Ideamos un curso sobre el acompañamiento en la sexualidad a jóvenes y adolescentes - dirigido a docentes y a familias - para poder comenzar a cubrir esta falta de educación sexual desde una perspectiva feminista.

Laura: También ambas venimos del mundo de la militancia feminista, y claro, aunque hacíamos mucho trabajo en ese ámbito más político, en Mandràgores vimos una oportunidad de generar espacios mucho más prácticos que partían un poco de nuestra propia necesidad. Es decir, también nació de que nosotras nos habíamos encontrado con una falta de espacios donde conocer mejor nuestros cuerpos, y poder compartir la sexualidad sin que fuera un tabú. Vimos súper potente generar espacios así, para nosotras y también porque veíamos que podían ser útiles para otras mujeres, y de esta forma materializábamos todo lo que estábamos acostumbradas a debatir o teorizar.

 

En los talleres que hacéis en institutos, ¿qué respuestas soléis encontraros?

Laura: Por la presión social que ejerce el movimiento feminista, sí que hay una cierta responsabilización de que hay que educar en sexualidad y los institutos sí que piden talleres en educación sexual, pero sigue siendo una cosa súper puntual. Lo que nosotras hacemos más que nada son intervenciones de dos horas un día, que es algo que tiene poco recorrido. La recepción por parte de les adolescentes es súper buena, porque echan mucho en falta que se les hable de esto desde una posición cercana, que no sea desde una postura súper médica, sino alguien que sin tabúes les plantee temas que desconocen o sobre los cuales tienen muchísima información que les cuesta ordenar…Por tanto, es un espacio que en sí se recibe súper bien.

Carlota: Sí que algunas veces nos hemos encontrado con limitaciones del cuestionamiento, como “hasta aquí me lo cuestiono pero ya no”. Vamos ahí con la intención de poner mucho énfasis en algunos temas como “follar no es penetrar”, “no todo el mundo es heterosexual hasta que no diga lo contrario”… y vemos que aún hay bastantes límites, aún hay mucha LGTBI+fobia, por ejemplo. En las aulas nos hemos encontrado con actitudes que aceptan lo que decimos pero parece que no van a cambiar su planteamiento.

Laura: Yo creo que hay un cierto consenso social con el tema de señalar el machismo o LGTBI+fobia que quizás por cómo se está trabajando hay algunos chicos que se sienten súper atacados y hay una actitud de reacción y de negación de la discriminación que hay que trabajar porque a veces oponen muchas resistencias a reconocer las realidades que ven en su día a día.

 

¿Y las formaciones y talleres para educadoras y familias?

Carlota: De momento los estamos haciendo abiertos a todas las personas que quieran replantearse cómo acompañar la sexualidad en jóvenes y adolescentes: monitoras del mundo del ocio, familias, profesoras… En este sentido hay una cierta sensibilización de que este tema es necesario y que además contribuye a la prevención de las violencias sexuales y se necesitan herramientas. Sí que hay un sector - de momento minoritario - de agentes educativas que tienen esta necesidad…, y como ellas individualmente se acercan a hacer el taller, recibimos la población más sensibilizada. Ahora comenzaremos a trabajar con una AFA (Asociación de Familias de Alumnes) de diferentes institutos y llegaremos así a muchas más madres y padres de las que llegamos por nosotras solas. En estas formaciones damos herramientas y recursos para educar en sexualidad y podemos compartir libros, videos, dinámicas…pero lo que hacemos mucho es hacerles a ellas las propias dinámicas para que se acaben revisando, partiendo de que la mejor herramienta es que te revises a ti misma antes de educar en sexualidad. Hasta ahora ha tenido una muy buena recepción, pero no sé si era lo que esperaban o si esperaban recibir más teoría en cuanto a qué hay que hacer. Es súper interesante. También es lo que nos daba más miedo, es un contexto súper distinto al que normalmente trabajamos - mixto, adultos - pero ha sido súper fácil, están abiertas a la revisión también.

 

¿Qué planes de futuro tenéis?

Carlota: Es un año un poco raro por el Covid. Ahora estamos en proceso de readaptarnos y no tenemos una proyección súper clara hacia delante, sino de cómo nos resituamos ahora mismo. Habíamos hecho mucho trabajo pre-covid y estamos viendo los frutos. De momento seguiremos con los talleres presenciales hasta que podamos, es prioritario para nosotras trabajar de forma presencial. Los talleres de autoconocimiento estamos viendo cómo lo hacemos, porque no es un espacio que queramos hacer con mascarilla. Sí que tenemos proyectos más grandes que nos hacen mucha ilusión tirar hacia adelante, como por ejemplo una intervención en todo un instituto durante un año, con los diferentes cursos, el profesorado, las familias. Nos hace mucha ilusión porque se encamina mucho más hacia nuestra idea de cómo debe ser una educación sexual, mucho más allá de una intervención puntual.

A parte de esto, ha salido el proyecto de Voluptas, un juego para experimentar todas las posibilidades, dando cabida al erotismo, a la sensualidad y a todas las matices del deseo, en 50 cartas. Se reflejan diversas prácticas para crear un nuevo espacio alejado de la heteronormatividad, el jovencentrismo y los kamasutras imposibles.

También ha salido un cuento que habíamos hecho hace tiempo y que estaba en proceso de edición, para trabajar la diversidad de género, de identidad, y la genitalidad más allá del binarismo y los estereotipos. Está pensado para trabajar con criaturas y a través del juego sobre todo. Puede utilizarse en familia y también va acompañado de una propuesta de dinamización para las aulas, para llevarlo a las escuelas.

Además, hemos escrito un libro que trata diferentes temas sobre sexualidad y recursos educativos para gente joven, para poderse trabajar y poder dinamizar actividades. Está separado en diferentes bloques según los temas, con una parte teórica, un ejercicio grupal y un ejercicio individual. Está ahora en revisión por la editorial y saldrá en mayo.

Laura: Estamos muy contentas de que en tres años ya estemos aquí, y agradecemos mucho el feedback positivo que nos motiva a seguir trabajando. Tener gente alrededor que nos reconoce la importancia de un proyecto así, y nos recuerda su utilidad es muy guay, hemos recibido mucho apoyo.

 

Para aprender más sobre el planteamiento de la sexualidad desde una perspectiva feminista hemos lanzado este curso online: https://perifericas.es/products/sexualidad-con-perspectiva-de-genero

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados