HOY LEEMOS "LLUEVE ADENTRO"

Por Georgiana Livia Cruceanu, socióloga en proceso de especialización en metodología de la investigación en ciencias sociales y en investigación aplicada en estudios feministas, de género y ciudadanía.

Llueve adentro de Laura Bianchi (Montevideo, 1989) forma parte de la colección "Los hilos", de Índigo Editoras. Se trata de un volumen cortito pero cuidado por todas las manos que lo han acariciado; emana ternura y busca reflexionar sobre lo normal y lo que no debería serlo en torno al duelo, a las relaciones intergeneracionales y a lo cotidiano.

 

Llueve dentro pero también fuera

Publicado en enero de 2020, Llueve adentro es un diario que podría confundirse con un poemario por cómo lo narra la autora. Es un libro que quiere ser recordado y olvidado por igual porque duele, pero te encuentras en cada palabra, tus recuerdos se mezclan con los de la autora. 

El título y las primeras páginas pueden describir las consecuencias de una grieta en el tejado, pero ¿tan fácil nos lo ha puesto la escritora? Definitivamente no. Es un libro que requiere paciencia, que exige leerlo con calma, ojalá tomando mate para trasladarnos al contexto uruguayo de quien lo ha escrito. En tan solo 78 páginas lo cuenta (casi) todo.

Las mujeres hemos crecido creyendo que nuestras cosas no importan tanto, o son insignificantes, pequeñas, cotidianas, sin nada que destacar. Pero la autora nos invita a su casa, con polvo, con goteras insoportables, con manchas y viejos recuerdos.

“Un espacio enteramente de nosotras, donde sentirnos a salvo y empezar a nombrarnos. Traspasar «el cuarto propio», ese sobre el que escribió Virginia y del que tanto me habló mi abuela, llegar a ocupar la casa entera, mover fronteras” (página 21).

Bianchi comparte su duelo y el camino recorrido para reencontrarse, equilibrar el dolor. Habla de los rastros de la ausencia y de un posible final o comienzo. O más bien, “una rutina revolucionaria” (página 42) que ignora los fantasmas (o los cuida).

“Volver a casa es volver al útero” (página 49). Silencio reparador y un reloj que marca el presente. Todo está guardado y “sentí que podía irme” (página 72) para volver de nuevo.

 

 

Lo cotidiano es femenino y el duelo también

Llueve adentro tiene el poder de empoderar aquello que bajo el ritmo de lo cotidiano ignoramos o consideramos carente de interés. En este sentido, se puede señalar cómo la casa es propia de las mujeres, “casa refugio” (página 29), donde vivió la abuela y donde la nieta la recuerda. Marcela Lagarde, etnóloga y doctora en Antropología por la Universidad Nacional Autónoma de México, señala al respecto que “el feminismo empieza en mi cuerpo, en mi subjetividad, en mi casa”. Es una visión rompedora respecto a la concepción clásica de esfera privada-pública, siendo la casa un espacio donde tradicionalmente se supone que tienen lugar las actividades femeninas, consideradas tradicionalmente menos relevantes frente a las que acontecen en el ámbito del trabajo y las relaciones profesionales. 

Otro elemento interesante de la obra es el duelo. La manera de afrontarlo es propia de cada persona; no obstante, los sesgos de género han permitido construir un imaginario social distinto para los hombres y para las mujeres: mientras que los varones oprimen los sentimientos, se espera que las mujeres lo expresen con llanto y desesperación. Bianchi muestra un duelo maduro, sincero, donde sí hay dolor y miedo pero sin exageraciones. La autora no busca “pasar página” sino aprender a convivir con la pérdida. Proceso que puede recorrer sola, sin prisa, o en grupo, contando con el apoyo, en este caso, de las “chicas de los viernes”. El apoyo social y la sororidad acompañan y ayudan a sanar las heridas.

Llueve adentro es, en definitiva, una obra para reivindicar la vida sencilla, la importancia de los pequeños detalles.

 

La escritura siempre ha sido una herramienta poderosa para que las mujeres pudiesen tener su propia voz. Descúbrelo en el curso online "Literatura y  mujeres: una historia silenciada: https://perifericas.es/products/literatura-y-mujeres-una-historia-silenciada

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados