Subir

SER LESBIANA DE PELÍCULA: ¿QUÉ SUCEDE CUANDO NO EXISTES?

Por Ana Hernández, Licenciada en Periodismo y Publicidad y Doctoranda en Estudios Interdisciplinares de Género. Trabaja los movimientos migratorios y sociales con perspectiva de género. Puedes contactar con ella en hedzcamacho@gmail.com

 

El cine es una representación de la realidad, tanto como esta lo es del cine. Todo aquello que sabemos puede verse reflejado en la pantalla, del mismo modo que podemos aprender de las películas aquello que todavía no conocemos. Seguramente, tanto como espectadoras de películas como siendo observadoras de la realidad misma, habremos podido ver, en más de una ocasión, cómo a las mujeres lesbianas les ocurren cosas que podemos predecir.

A la mayoría de chicas lesbianas se les ofrece un trío, se les justifica con una excusa (“es solo una fase, estás confundida” ) o se les intenta salvar. Curiosamente, el cine recoge también estos tres hechos de manera sistemática. Con apenas el 10% de representación de personajes LGTBI en el último año, los estereotipos afloran en el cine más de lo que todavía no lo ha hecho la homosexualidad femenina. En cada una de las películas que, por fortuna, incluye algún personaje lésbico, la trama encontrará la forma de presentarnos alguno de estos tres hechos, siempre y cuando el personaje lésbico en cuestión no muera antes de tiempo, porque en estos últimos años hemos podido comprobar cómo han muerto ya una docena de lesbianas y mujeres bisexuales en películas de 2017 y trece en 2018. Poussey, de Orange is the new black, Sarah, de Pretty Little Liars, Karen de Mistresses, o dos chicas lesbianas en American Horror Story, por ejemplo.Todas muertas, inexistentes ya.

Podemos coincidir fácilmente en que los medios y la ficción reproducen estereotipos que toman de la realidad social, y de igual forma estaremos de acuerdo en que al hacerlo (en muchas ocasiones) contribuyen de forma dañina a perpetuarlos. Por ello, luchar por terminar con estos puntos de vista tan reducidos y estereotipados hace que al menos no se reduzca todo a un conjunto de clichés asociados a ideas tóxicas. Los productos culturales juegan un papel muy importante en los procesos sociales para la normalización y la visibilización de las minorías. Más aún de las minorías invisibles.

 

De la invisibilización a la reivindicación

Si ya cuesta que la homosexualidad masculina esté representada en la gran pantalla, la femenina queda reducida a casi al mínimo de su expresión. Pero, ¿qué sucede entonces cuando eres invisible?

Que puedes hacer lo que quieras. Las mujeres lesbianas encuentran en su escasa o nula representación la posibilidad de poder hacer lo que realmente quieran, la oportunidad de cambiar estereotipos y generar nuevos perfiles que casen con la realidad. Las lesbianas que están en las bibliotecas, que te atienden en la farmacia, que salen a los bares o que arreglan tu ordenador están viviendo como desean. Las lesbianas que salen en Disobedience, Siebzehn, Carmen y Lola o La vida de Adèle están viviendo según unos clichés.

A propósito de este este último film, La vida de Adèle (2013), lo cierto es que supuso un antes y un después en la trayectoria cinematográfica para la representación moderna del lesbianismo. Antes de este film francés, la homosexualidad femenina parecía relegada a un par de títulos ocasionales o independientes, de los cuales muy pocos llegaron a ser comerciales. Aparte de Monster (2003), con Charlize Theron, y Los chicos están bien (2010), con Julianne Moore y Annette Bening, pocos títulos más podamos entresacar en los que el lesbianismo tuviese un papel relevante.

Ser lesbiana de película no era un tema que interesara. Sin embargo, poco a poco, la representación va subiendo, del mismo modo que va creciendo la visibilidad en las calles, las universidades, el trabajo o los bares. No existir puede dar ciertas ventajas, pero ninguna alegría. Es por eso que el trabajo dentro y fuera de la pantalla se reduce a ser visibles para poder llegar a ser libres e iguales.

 

¿Sabes que tenemos un curso online, “El lesbianismo en el mundo”, donde nos acercamos a la invisibilidad de las mujeres lesbianas y a cómo estas ejercen la resistencia a través del movimiento feminista? Ya puedes matricularte aquí: https://perifericas.es/cursos/lesbianas/

Deja un Comentario

WhatsApp chat