Subir

FEMINICIDIO: PERSPECTIVAS Y RETOS

Por Perla Myrell Méndez Soto, Licenciada en Ciencias de la Comunicación con maestría en Ciencias Sociales por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso México). Labora en derechos humanos, campo en el que ha realizado diversos estudios sobre la igualdad entre mujeres y hombres y la no violencia.

 

El feminicidio, como un problema social complejo y un tipo de violencia con tintes de género evidentes, se inscribe actualmente en debates conceptuales relacionados con la propia violencia, sus causas, las responsabilidades del Estado para hacerle frente, los retos desde el derecho, para su registro, el diseño de políticas públicas que contribuyan a luchar contra él.

La violencia machista puede hacerse conjugar distintos escenarios, tipos y modalidades, desde el abuso sexual hasta el lesbicidio, de tal modo que la violencia feminicida es toda una modalidad en la que se aprecia el trazocontinuo entre todos los tipos de violencia, y que deriva en el asesinato de mujeres y niñas.

 

¿Qué es el feminicidio?

Hay que distinguir el feminicidio de los homicidios de mujeres, y señalar cómo es la consecuencia extrema del ejercicio de poder bajo un orden social patriarcal. Así, la dominación sobre las mujeres, sus cuerpos y, por supuesto, sus vidas, ha llevado a poner en el centro la discusión sobre por qué se asesina a mujeres por el hecho de serlo, obligando a un análisis de género específico para entender plenamente la complejidad de la cuestión.

Diana Russel y Jill Radford definieron al feminicidio como la representación extrema de diversas expresiones de violencia, así como la consecuencia “de un continuum de terror anti-femenino que incluye una amplia variedad de abusos sexuales y físicos… Siempre que estas formas de terrorismo resulten en muerte, ellas se transforman en feminicidio”.

Posteriormente, Russell ofreció una definición de “feminicidio” más acotada, diferenciando así los asesinatos misóginos (derivados del odio hacia las mujeres) y los asesinatos sexistas, los cuales incluyen también los asesinatos realizados por hombres motivados por un sentido de tener derecho a ello.

 

¿Cuáles son los tipos de feminicidio?

Entre las tipologías de feminicidio más destacadas se ubica la de Monárrez, que prevé el feminicidio íntimo (cometido por la pareja, o algún familiar); el feminicidio por ocupaciones estigmatizadas (relacionado con los asesinatos de mujeres por dedicarse a actividades censuradas socialmente) y el feminicidio sexual o sistémico (se relaciona con asesinatos de mujeres en las comunidades cuyos cuerpos son dejados en los espacios públicos). En todos los casos, el principal factor de riesgo es, simplemente, pertenecer al sexo femenino.

Existen tipologías que distinguen entre feminicidios directos (que implican el asesinato de mujeres relacionadas con violencia de pareja) y el feminicidio indirecto, producto de las acciones u omisiones de las instituciones del Estado (abortos inseguros, por ejemplo). Se trata, pues, de una manifestación extrema de violencia de género, un brutal ejemplo de la violencia contra las mujeres que no entiende de fronteras geográficas, sociales o económicas. En definitiva, de un brutal atentado contra los derechos humanos.

¿Cuál es la situación de los feminicidios en el mundo?

Diversos organismos internacionales se han preocupado por promover una revisión comparada del feminicidio entre distintos países. Específicamente destaca la información de UNODOC, que en 2018 señaló que alrededor de 87.000 mujeres fueron asesinadas en todo el mundo el año pasado, unas 50.000, es decir, el 58%, a manos de sus parejas o familiares. Esto equivale a que seis mujeres son asesinadas cada hora por personas que conocen.

En términos de distribución geográfica, África y América Latina son las regiones donde las mujeres corren mayor riesgo de ser asesinadas por sus parejas. La tasa más baja se registró en Europa, con 0.7 víctimas por cada 100.000 mujeres.

¿Qué acciones se pueden tomar para hacerle frente?

La violencia contra la mujer representa retos serios para que las instituciones del Estado prevengan, atiendan, investiguen y sancionen aquellas conductas violatorias de derechos humanos para las mujeres.

A nivel internacional se han promovido distintas acciones para el fortalecimiento de las capacidades institucionales que devengan en buenas prácticas en distintos países. Así, se distinguen organismos internacionales especializados en temas de género, con fuerte presencia y legitimidad. Además, se ubican organizaciones internacionales que promueven acciones conjuntas de la sociedad. También se encuentran los gobiernos de los países con voluntad política, entre otros. Lo que parece evidente es que en cualquier aproximación a esta cuestión, las razones de género son claves a la hora de entender el por qué de este tipo de crímenes, pues mujeres y niñas son las únicas víctimas de feminicidio.

 

Si te interesa esta cuestión, puedes matricularte hasta el próximo 3 de marzo en el curso online “Feminicidio: perspectivas y retos”https://perifericas.es/cursos/feminicidio-y-mujer/

Deja un Comentario

WhatsApp chat