Subir

ENTREVISTA A CARMEN V. VALIÑA, CREADORA Y DIRECTORA DE PERIFÉRICAS

Entrevista a Carmen V. Valiña, creadora y directora de PeriFéricas, quien nos hablará del pasado, presente y futuro de la escuela  y de su visión acerca del feminismo.

Actualmente diriges PeriFéricas, pero, ¿cómo fue tu trayectoria hasta llegar a aquí?

 

Estudié periodismo y humanidades, después comencé un doctorado en historia contemporánea y me empecé a especializar en género. Mientras hacía el doctorado me di cuenta de que faltaba mucha formación en torno a los temas de feminismo fuera del ámbito académico. Había oferta pero no estaba estructurada o bien exigía muchos requisitos de entrada o era muy cara.

 

Entonces PeriFéricas surge a raíz de esa necesidad formativa que detectaste

 

Si, exacto, yo detecté que había mucha gente que tenía un interés en formarse en temas de feminismo pero que a veces no tenía la oportunidad. El problema era que toda la formación se hacía a través de masters o postgrados que exigían tener estudios universitarios previos o bien eran muy largos o muy caros. Fue así como percibí un hueco que pensé era interesante cubrir.

 

¿Por qué una escuela de feminismos alternativos?

 

Cuando yo empecé con PeriFéricas, hace ya dos años, había muchos temas sobre violencia de género o sobre la historia del feminismo más clásica, pero faltaban otros asuntos que yo percibía eran de interés ya en ese momento, como el tema de los cuidados, la realidad de otro tipo de mujeres que no fuesen mujeres blancas de clase media sino también las del entorno rural,  musulmanas, negras u otros tipos de perfiles que no estaban tan presentes a nivel académico o institucional.

 

¿Presta especial atención PeriFéricas a la tercera ola feminista?

 

Si, PeriFéricas es una escuela que tiene muy presente esa tercera ola, porque parte de visibilizar a otro tipo de mujeres que no están tan presentes en los medios o en el ámbito académico y también otro tipo de cuestiones que en general no se habían atendido, pero que me parecen fundamentales para nosotras hoy en día porque forman parte de nuestra realidad cotidiana.

 

¿Qué piensas sobre el supuesto surgimiento de una cuarta ola del feminismo?

 

Realmente no sé si es una cuarta ola o una profundización de la tercera. Lo que sí es cierto es que se están viendo algunos cambios notables, como el surgimiento de perfiles de mujer más diversos y reivindicaciones que antes no se atendían. Por otro lado, la cuarta ola ha puesto de manifiesto el auge de las redes sociales y  cómo el feminismo las está empleando para elevar discusiones a nivel global, que era algo que antes era imposible, pues no existía esa conexión tan directa entre los distintos movimientos de mujeres de todo el mundo. Esa opción ahora nos permite conocer qué es lo que se está haciendo en otras partes, pues el mensaje que creas en un punto se puede trasladar a otro, haciendo que las reivindicaciones cada vez sean más fácilmente compartidas.

 

¿Qué lugar ocupa PeriFéricas en este movimiento cada vez más globalizado y además digital?

 

Nosotras por ejemplo tenemos muchas alumnas de Latinoamérica, pues al ser cursos online la distancia no es un problema. El tener alumnas de otros contextos siempre aporta un perspectiva muy distinta y muy enriquecedora al aprendizaje. En el tema de los recursos que compartimos a través de las redes sociales, siempre tratamos de recoger voces de diferentes lugares para darles visibilidad, para que tanto nuestras redes sociales como los contenidos de nuestro blog reflejen esa diversidad del feminismo actual, que es la idea principal de PeriFéricas como proyecto.

 

¿Qué papel tienen las profesoras de PeriFéricas dentro de vuestro proyecto formativo?

 

A diferencia de otras escuelas que están centradas en el ámbito del activismo, PeriFéricas intenta tener un enfoque más académico, ya que normalmente las profesoras son investigadoras o doctoras. Por tanto, se trata de docentes muy especializadas en el ámbito sobre el que trabajan, que además enseñan sobre los temas que les apasionan. Mantienen una estrecha relación con los objetivos del curso que imparten. Por ejemplo, el curso sobre mujeres refugiadas que estamos actualmente ofreciendo, lo da una profesora que ha estado trabajando con población de este tipo durante muchos años,y  si tenemos un curso en género y cooperación es porque la tutora ha estado trabajando antes en proyectos de ONG´s. Siempre se busca no una enseñanza puramente teórica sino que tenga una conexión con la práctica y con el ámbito profesional de las docentes.

 

¿Cómo tenéis en cuenta las demandas formativas de las alumnas en PeriFéricas?

 

Siempre tenemos en cuenta la opinión de nuestras alumnas. Si por ejemplo alguna profesora propone un tema que es demandado especialmente por las estudiantes  le damos prioridad en nuestra programación. Igualmente, si un curso que se ha impartido despierta un especial interés por el número de inscripciones u opinión de las alumnas, se intenta siempre repetir. El contenido curricular de PeriFéricas no es estático sino dinámico, y va cambiando en función de las demandas de las alumnas y de lo que mejor va funcionando.

 

¿Cuáles son los contenidos que más os demandan?

 

Ha habido tres cursos con especial demanda. Uno, el de Introducción a los feminismos decoloniales, que trata sobre los aspectos que hemos estado hablando sobre la tercera ola pero explicada a través de diferentes corrientes que la conforman, como los feminismos indígenas, islámico o africanos. Esta formación tiene actualmente su matrícula abierta. El otro curso que tuvo mucho éxito fue el de mujeres en prisión, que lo hicimos por primera vez el año pasado y este se ha vuelto a repetir. El más reciente con un gran éxito ha sido el de Intervención con mujeres inmigrantes y refugiadas. Hasta ahora, como llevamos relativamente poco tiempo, no es sencillo saber cuáles son exactamente las preferencias de las alumnas, por eso PeriFéricas va creándose conforme van avanzando sus peticiones. Los temas que tratamos son muy diversos pero en general los feminismos decoloniales y los temas de temática social son los más demandados.  

 

Ademá de los cursos, ¿qué otras iniciativas estáis trabajando actualmente en PeriFéricas?

 

Pues tenemos otros proyectos como el de “Una Caja Propia”,  que es una suscripción para mujeres comprometidas. Creemos que las cajas de mujeres no tienen que ir orientadas necesariamente a productos de moda y belleza, sino que también pueden tener otros contenidos que nos interesan,  como temas culturales o formativos. Luego hemos lanzado hace poco unos bolsos y unas camisetas con el lema “Poderosas” que han sido diseñadas por una ilustradora gallega, Laura Romero, y que buscan visibilizar el papel de las mujeres anónimas. Esto es otro de los pilares de PeriFéricas, no sólo visibilizar a los grandes nombres del feminismo sino también a mujeres que desempeñan su labor de manera más desconocida y no por ello son menos importantes. También tenemos un encuentro presencial que hicimos el año pasado en Santiago y que esperamos repetir. Nuestra última iniciativa son las Masterclass online, que permiten aprender en directo y de la mano de expertas, de una forma muy práctica, sobre diversos aspectos de actualidad en torno a la mujer y la igualdad: inteligencia emocional, amor romántico, envejecimiento, menstruación..

 

¿Cuál es la visión y misión de PeriFéricas? ¿A dónde te gustaría llevar tu escuela?

 

Pues me gustaría que PeriFéricas fuese un espacio donde todas las personas interesadas por otras formas de hacer feminismo pudiesen encontrarse. Un punto de reunión donde estén muy presentes el debate, el estudio, pero también la capacidad de visibilizar otras emprendedoras. Ojalá se convirtiese en una referencia dentro del feminismo del ámbito hispanohablante.

 

¿Quieres conocer los productos y servicios que ofrecemos en PeriFéricas? Aprovecha los descuentos que tenemos hasta este viernes en el Black Friday

Deja un Comentario