Subir

¿DE QUÉ VA ESTO DE LOS FEMINISMOS ALTERNATIVOS?

Por Carmen V. Valiña. Creadora y directora de Periféricas. Doctora en Historia Contemporánea. www.carmenvvalina.es

 

Masculino singular. Así ha sido la historia del mundo tal y como hasta hace muy poco nos la han presentado: grandes generales, políticos, eruditos, intelectuales. Hombres que en solitario lograban inmensas hazañas y con ellas pasaban a los libros de historia. En Periféricas, sin embargo, nos encantan los plurales: de mujeres, de visiones, de corrientes, de luchas. De feminismos, en definitiva. Y más todavía si se escapan de los estrechos márgenes de la academia y se atreven a soñar con las realidades que no aparecen en los manuales de historia. Somos una escuela muy peculiar porque en nuestras aulas lo femenino plural es protagonista pero, ¿de qué va estos de los feminismos alternativos?

Hagamos un viaje en el tiempo y remontémonos a los años 70 del siglo XX: en esa década, muchas voces comenzaron a cuestionar que en la visión del feminismo imperante las únicas protagonistas fuesen las mujeres occidentales, blancas, laicas, de clase media. Estas críticas empezaron a formular preguntas incómodas: ¿Cómo influye el racismo a la hora de construir la experiencia de género? ¿Es posible ser practicante de una religión y feminista? ¿Qué hay de las mujeres inmigrantes, de clase baja o de las madres solteras? ¿Dónde quedan las indígenas latinoamericanas cuya cultura fue asfixiada por el colonialismo español?

 

 

Si el feminismo hegemónico hasta los años setenta del siglo XX había pivotado en torno al concepto de “género”, vinculándolo con una base aparentemente simple y real, la diferencia entre mujeres y varones, los nuevos feminismos pusieron de manifiesto que hay muchas maneras distintas de construir la feminidad en relación con la masculinidad. Las diferencias religiosas, de clase, nacionales o raciales entre mujeres son a menudo escenario de conflictos y origen de maneras muy distintas de entender la lucha por sus derechos.

El contexto en el que se desarrollan estos movimientos es, pues, el de una ruptura con la idea de lo común, de la supuesta existencia de una comunidad femenina con intereses compartidos: no hay un feminismo universal, porque tampoco son universales las circunstancias de todas las mujeres del mundo.

Y sobre todo, como característica fundamental de estos movimientos, el sujeto del feminismo deja de ser único y se convierte en múltiple y cambiante. No existe el sujeto “mujer”, sino las “mujeres”, hibridadas, mestizas, cruzadas, inmensamente ricas en su variedad.

 

¿Quieres conocer más sobre todas estas corrientes de ruptura con lo hegemónico? En Periféricas te ofrecemos dos opciones para ahondar en ellas: puedes comenzar con el curso de Introducción a los feminismos decoloniales o apostar por una formación en profundidad, con el Curso de especialización en feminismos decoloniales

Deja un Comentario